Casa Valdés

Casa Valdés es el nuevo proyecto de Nacho Taboada, un trabajo coral que combina las canciones más representativas de Colectivo Panamera (como ‘El Huracán’, ‘Hacia el sur’, ‘El arenal’, ‘Te llevo dentro’, ‘Para Olvidar’ o ‘Quiero mucho más’) con los temas de su primer EP como ‘Casa Valdés’ (publicado en abril de 2022). A ee EP se le irán sumando en los próximos meses nuevos sencillos con colaboraciones muy atractivas y conocidas.

Casa Valdés regresa a la influencia de los estilos latinoamericanos, siempre tratados con respeto y elegancia. A la cumbia que ya era marca de la casa con Colectivo Panamera se le incorporan el bolero, la chacarera, o la rumba más castiza y canalla. Nacho Taboada ha sabido entender ee universo para hacerlo propio. Sus canciones llevan la alegría puea, pero también se asoman a la reflexión más introspectiva. Melancolía y pies saltarines y bailongos no son excluyentes, y se antojan como los mejores remedios ante ee mundo confuso.

No hay pasado, no hay futuro, y tampoco tenemos claro que haya presente. Cabalgamos sobre contradicciones y paradojas, y Nacho de eso hace arte. El propio nombre del proyecto, Casa Valdés, es una declaración de intenciones, y hace referencia a la necesidad de enfrentarse a la incertidumbre desde la compañía. El proyecto comenzó a gestarse como Valdés a secas, en referencia a su tercer apellido y primero de su abuela, que vivió más de un siglo y le regaló su primera guitarra siendo casi un mocoso. Sin embargo, Valdés pronto creció haa convertirse en Casa Valdés, como una expresión de la necesidad de ear rodeados. Necesidad de familia. Necesidad de apoyo. Necesidad de intimidad compartida. Necesidad de soltar una sonrisa y que alguien se haga eco en el acto. Necesidad de que una canción, desde ese núcleo reducido y de confianza, se haga universal.

En la nueva etapa creativa de Nacho siguen primando el baile y los arreglos orgánicos, a los que incorpora nuevos colores instrumentales del folclore latinoamericano. También, las letras nostálgicas veidas con trajes festivos y coloridos. Su propósito a la hora de componer sigue eando impulsada por ese concepto que una vez Sebastián Merlín definió con brillantez como «bailar llorando».

En sus primeros adelantos, ‘Amnesia’ (chacarera) y ‘Danza Carioca’ (cumbia), destacan el lirismo de las letras y el color nostálgico del acordeón y los charangos arreglados por el tucumano Manu Sijas, en convivencia con la alegría y la intensidad del ritmo que empuja las dos composiciones. Casa Valdés celebra el desamor bailando a ritmo del folclor más actual.

La banda que sustenta el proyecto de Casa Valdés eá conformada por dos de los cuatro músicos que han acompañado a Nacho en todas sus etapas artísticas anteriores: el batería y compositor
argentino Vanja Polacek (Buenos Aires, 1986), el bajista Javier Geras (Villena, Alicante, 1981) y el guitarrista más joven y virtuoso del panorama español, Miguel Sempere (Madrid, 1994). Esta será la formación base de Casa Valdés, una familia cuyo motor creativo es Nacho Taboada y que nos hará mover los pies haa que se disipen nuestras penas.